Un largo invierno

Los habituales seguidores de estas líneas recordarán, seguro, que en varias ocasiones he reiterado la sensación que tenía de que los dirigentes actuales del partido socialista no habían entendido nada de lo sucedido en los últimos meses.

Los sondeos que realizan los diversos medios dan cuenta de una situación preocupante para el Psoe, que por muy mala que sea, siempre es susceptible de empeorar. Y precisamente esto parece ser que es lo que se confirma con los últimos resultados del CIS, que están a punto de hacerse públicos.

Pero ¿porqué ocurre esto?

El partido socialista ha dilapidado un ingente bagaje de votos y simpatías.

Cuando uno no es fiel a sus principios ocurre esto, que tus seguidores buscan acomodo en torno a otras opciones.

La tan cacareada “renovación” no se ha reproducido mucho más allá de la secretaría general y esto se ha traducido en un lastre inmenso para remontar la situación.

Por otra parte ese ansia de agradar, de intentar “quedar bien” con todos provoca mil y una contradicciones.

Y los bandazos ideológicos , traspiés y meteduras de pata no ayudan.

El partido socialista debe situarse firmemente en posiciones de izquierda definiendo por si mismo su discurso y no centrarse solamente en “reaccionar” a lo que otros propongan o intentar transmutarse en partidos experimentales mas o menos de moda.

Fijense Uds en la foto que encabeza este artículo. Hace un par de años se hablaba en el mundo de la tecnología que Apple con su IPhone perdía terreno ante su mas directo rival, el Galaxy de Samsung. Muchos iluminados aconsejaban a Tim Cook competir con los coreanos utilizando sus mismas armas, plástico en lugar de aluminio, apertura total de su sistema operativo y precios más bajos.

En otras palabras, le aconsejaban renegar de sus principios y básicamente de su principal arma, la calidad.

Lejos de esto siguieron apostando por evolucionar y mejorar, y una vez más se han colocado a la cabeza del mercado y son referente.

¿Quiere realmente el Psoe ser referente de la izquierda de este país? O ¿se conforma el aparato con salvar sus poltronas por cuatro años mas aunque estos pudiesen ser los últimos de la historia socialista?

¿Preferimos una carcasa de plástico barato copiada de otros?

¿Realmente es tan complicado ofrecer a la ciudadanía transparencia, honestidad, ética, responsabilidad?

¿No son acaso estos principios dignos de ser desarrollados en este partido?

Queremos, necesitamos una izquierda de calidad, no ese remedo de frente populista que intentan colarnos desde ultramar.

El momento es crítico pero hay que decidir, y rápido, que camino queremos tomar.

O el PSOE se toma esto en serio o puede pasar a ocupar el lugar que dejará libre en breve IU.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook