Los ejes están cambiando

Los ejes están cambiando. Hace ahora siete años se produjo una alteración sin precedentes en el espectro político español, el eje izquierda-derecha dejó paso a una entelequia, una nebulosa que provocó que en el conjunto de España el tradicional eje izquierda-derecha dejase paso al –mucho más difuso e irreal– de los de arriba y los de abajo. El objetivo de este cambio –se ha demostrado con el paso del tiempo– no era otro que el asalto al poder basado en consignas populistas y mentiras –que repetidas una y otra vez– convenían en parecer algo así como “verdades reveladas” dando a … Continuar leyendo…

Andalucía, un grave error

Andalucía, un grave error. Los resultados electorales en la Comunidad Autónoma Andaluza han puesto de relieve la inconsistencia de los relatos políticos actuales y la falta de objetivos –o de proyecto– de nuestros actuales mandatarios. No es de recibo que –de la mano de las urnas– surja en este país un partido que defienda postulados que retrotraen nuestras libertades y nuestros logros sociales  más allá de cuatro décadas. Pero tampoco entra dentro de la lógica llamar al enfrentamiento en la calle –como hace irresponsablemente algún dirigente político– pues donde hay que defender los avances sociales, las libertades y el contrato … Continuar leyendo…

Ni supermarzo, ni supermayo, será en octubre

Ni supermarzo, ni supermayo, será en octubre. El centro-derecha, la derecha y la extrema-derecha –ya tenemos de todo en España– juegan al confusionismo electoral en un intento patético por crear inestabilidad en Andalucía incluso antes de celebrarse las elecciones. El objetivo es siempre el mismo, conquistar el poder a cualquier precio, sin proyecto alguno que ofrecer a sus votantes. El marasmo que abate sus filas ha provocado una importante dispersión del voto del Partido Popular que ahora nutre también a C’s y a VOX. Para compensar esta extrema debilidad electoral han echado mano de lo de siempre, por enésima vez … Continuar leyendo…

Canarias al final del camino

Canarias al final del camino. Mucho ha llovido desde que en 1978 una incipiente Junta de Canarias iniciase la andadura del autogobierno. Cuarenta años han pasado y da la impresión que en este largo camino nuestros representantes han perdido el ímpetu reformador y el norte –sobretodo el norte–. El estatuto vigente –en el título preliminar– establece los principios rectores de su política:   a) La promoción de las condiciones necesarias para el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos y la igualdad de los individuos y los grupos que lo integran. c) La consecución del pleno empleo y … Continuar leyendo…

Electoralismo en el día a día

Electoralismo en el día a día. Se veía venir y vino, llegó puntual a la cita –anticipada como siempre– la campaña electoral. Realmente las únicas elecciones convocadas oficialmente son las andaluzas y se entiende que por aquellos lares comiencen a tirarse los trastos. También es lógico que –como si fuese fin de año– salgan a relucir “anuarios” de todo lo realizado con la máxima excelencia por parte del gobierno saliente y otros “compendios” de todos los errores e incumplimientos según los eternos opositores, el PP para más señas. Ese el juego cuatrienial al que ya nos tienen acostumbrados los políticos. Pero … Continuar leyendo…

Cultura de partido o democracia

Cultura de partido o democracia. El encabezado plantea un conflicto nada banal. La disyuntiva se presenta muy clara, o democracia o cultura de partido, tendremos que elegir pues ambos conceptos son excluyentes entre si. El choque entre estas dos realidades está servido pues en estos momentos se impone entender que democracia significa algo muy distinto a lo que representa la cultura de partido como concepto. Creo firmemente que la cultura de partido es una de las mayores causas del progresivo alejamiento de la clase política de sus propios militantes y se ahonda mucho más este alejamiento cuando lo que hemos de … Continuar leyendo…

Ultimatum de los CDR

Ultimatum de los CDR. Los no independentistas si que han sido muy pacientes. El decadente serial en que se ha convertido el proceso impulsado por la minoría independentista catalana se basaba en una serie de premisas voceadas a los cuatro vientos desde su inicio y que se han demostrado como burdas mentiras.   Primera mentira: El proceso será rápido. Sin embargo llevamos ya 6 años y no se vislumbra ni un atisbo de independencia o referéndum, a lo único que podrán aspirar –cuando todo esto acabe– será a un nuevo estatuto.   Segunda mentira: El proceso no afectará a la economía … Continuar leyendo…

Totum revolutum

Totum revolutum. Nos fuimos en el mes de julio deseando un feliz verano –a todo aquel que estuviese en condiciones de disfrutarlo– y rogando por una vuelta al tajo en septiembre que esbozase un poco más de serenidad y cordura. Pero las cañas se han vuelto lanzas –o siempre lo han sido– y lo que nos hemos encontrado ha sido –como bien indica nuestro título– un totum revolutum. Según la RAE un revoltijo. En principio nos encontramos un conjunto de muchas cosas sin orden ni concierto aparente, una España desquiciada por los lanzazos propinados tanto desde la derecha más recalcitrante como … Continuar leyendo…

Verano de 2018

Verano de 2018. Se aproxima irremediablemente el mes de agosto –puro verano– del cual esperamos que relativice  y atenúe la efervescencia política y nos permita vivir sin la constante necesidad de apostillar cada acción política, cada tweet, cada afirmación políticamente incorrecta de cualquier diputado, consejero o concejal. De todas formas –dada la situación del país– la actividad política que se avecina se anuncia frenética y parece que el submundo de los políticos no podrá tomarse un respiro este año. El tópico del “cierre por vacaciones” de España no podrá aplicarse en este 2018 tan atípico. El nuevo Gobierno de Pedro … Continuar leyendo…

Pablo M. ¡¡¡Dame los telediarios!!!

Pablo M. ¡¡¡Dame los telediarios!!! Como solemos decir coloquialmente, un fantasma, no tiene otro nombre. Las obsesiones personales de Pablo M. Están mucho más cercanas a la catadura moral de un dictador que a la de un demócrata, ese afán por controlar los medios de comunicación ha puesto en evidencia las verdaderas intenciones de este pobre aprendiz de político. Pablo M. no aspira a puestos de “gestión”, un ministerio o una consejería de Comunidad, lo que anhela es un puesto de “control” desde el que poder decidir de una manera omnímoda sobre la vida de sus súbditos porque –ténganlo claro– … Continuar leyendo…

Facebook