CDR – o de Como Demoler la República

CDR – o de Como Demoler la República. Los CDR –ese grupúsculo independentista radical– están consiguiendo dejar la reputación de una “supuesta” república catalana por los suelos. Hasta este momento lo que sabemos es que la nueva república catalana –algo parecido a la Insula Barataria de nuestro querido Sancho– se basa en principios tales como la imposición por la fuerza de sus ideas, el supremacismo frente a la mayoría de sus propios ciudadanos, la violencia verbal como argumento último y casi único. El que no piense como ellos es un facha y aquí se resume todo el fundamento republicano del … Continuar leyendo…

Andalucía, un grave error

Andalucía, un grave error. Los resultados electorales en la Comunidad Autónoma Andaluza han puesto de relieve la inconsistencia de los relatos políticos actuales y la falta de objetivos –o de proyecto– de nuestros actuales mandatarios. No es de recibo que –de la mano de las urnas– surja en este país un partido que defienda postulados que retrotraen nuestras libertades y nuestros logros sociales  más allá de cuatro décadas. Pero tampoco entra dentro de la lógica llamar al enfrentamiento en la calle –como hace irresponsablemente algún dirigente político– pues donde hay que defender los avances sociales, las libertades y el contrato … Continuar leyendo…

Ni supermarzo, ni supermayo, será en octubre

Ni supermarzo, ni supermayo, será en octubre. El centro-derecha, la derecha y la extrema-derecha –ya tenemos de todo en España– juegan al confusionismo electoral en un intento patético por crear inestabilidad en Andalucía incluso antes de celebrarse las elecciones. El objetivo es siempre el mismo, conquistar el poder a cualquier precio, sin proyecto alguno que ofrecer a sus votantes. El marasmo que abate sus filas ha provocado una importante dispersión del voto del Partido Popular que ahora nutre también a C’s y a VOX. Para compensar esta extrema debilidad electoral han echado mano de lo de siempre, por enésima vez … Continuar leyendo…

La Primavera está al caer

La Primavera está al caer. La negativa –hasta el momento– de apoyo a la Ley de Presupuestos por parte de los nacionalistas, está impregnando el ambiente con un cierto aroma primaveral inconfundible. Inmersos todavía en el aquelarre andaluz –que ya damos por descontado y amortizado– y cada vez más convencidos de que no habrá presupuestos, nos disponemos a iniciar ya el estéril debate de la fecha de los próximos comicios y así pasaremos tres meses si el Presidente Sanchez no lo remedia. Mayo se erige como una posibilidad inexplorada por el hecho de coincidir Autonómicas, Municipales y Europeas que en … Continuar leyendo…

Primarias letales

Primarias letales. El nivel democrático de un partido político puede medirse fácilmente en los procesos de primarias. Los partidos políticos en los que “siempre” arrasan las listas promocionadas y bendecidas por el amado líder se encuentran en las antípodas de la democracia. Asistimos estos días a un caso mas de las maneras dictatoriales y de imposición del pensamiento único en las filas de Podemos. En 2016 ya se sentaron las bases de esta forma de hacer política –un tanto sectaria–, en las primarias regionales de Madrid, imponiéndose Ramón “Olof” Espinar –candidato de Pablo M.– frente a Rita Maestre, perteneciente al … Continuar leyendo…

Electoralismo en el día a día

Electoralismo en el día a día. Se veía venir y vino, llegó puntual a la cita –anticipada como siempre– la campaña electoral. Realmente las únicas elecciones convocadas oficialmente son las andaluzas y se entiende que por aquellos lares comiencen a tirarse los trastos. También es lógico que –como si fuese fin de año– salgan a relucir “anuarios” de todo lo realizado con la máxima excelencia por parte del gobierno saliente y otros “compendios” de todos los errores e incumplimientos según los eternos opositores, el PP para más señas. Ese el juego cuatrienial al que ya nos tienen acostumbrados los políticos. Pero … Continuar leyendo…

Confianza plena

Confianza plena. Dos palabras con muy mala prensa pues suelen ser la antesala del despido, cese –o en el mejor de los casos– la dimisión por asuntos privados. La derechona –a estas alturas no se puede hablar de derecha en España pues no existe– no entiende de responsabilidad nacional cuando emprende una batalla y para ellos siempre rigen las ya famosas palabras de Montoro, que nos desveló Ana Oramas, “que caiga España que ya la levantaremos nosotros“. Estamos asistiendo a un feroz ataque de todos los medios de prensa adscritos a lo más rancio del patio nacional con el único … Continuar leyendo…

Totum revolutum

Totum revolutum. Nos fuimos en el mes de julio deseando un feliz verano –a todo aquel que estuviese en condiciones de disfrutarlo– y rogando por una vuelta al tajo en septiembre que esbozase un poco más de serenidad y cordura. Pero las cañas se han vuelto lanzas –o siempre lo han sido– y lo que nos hemos encontrado ha sido –como bien indica nuestro título– un totum revolutum. Según la RAE un revoltijo. En principio nos encontramos un conjunto de muchas cosas sin orden ni concierto aparente, una España desquiciada por los lanzazos propinados tanto desde la derecha más recalcitrante como … Continuar leyendo…

Militantes sin rumbo

Militantes sin rumbo. La militancia del PP se dispone a participar de una guerra sin cuartel que –a poco que se despisten los candidatos– puede abocar al partido a una larga travesía por la oposición parlamentaria. Los aspirantes –educados a medio camino entre el Opus y la Opulencia– tendrán que someterse a un procedimiento de semi-primarias que no se encuentra en el adn político de su formación política. Lo de votar un líder no va con ellos. Fraga –creador del engendro– lo sabía y por eso siempre dirigió el partido con mano férrea incluso desde su retiro. Una vez que … Continuar leyendo…

Macondo, el lugar de lo imposible

Macondo, el lugar de lo imposible. Gabriel García Márquez imaginó un lugar extrañamente mágico, un lugar de todas las cosas, de delirios, un lugar en el cual el bueno de José Arcadio Buendía jugaba con la idea de obtener la prueba científica de la existencia de Dios. A todos los que amamos la obra de García Márquez nos ha embargado en algún momento de nuestras vidas la pena por no poder visitar –aunque fuese fugazmente– Macondo. Macondo, ese lugar en el que se dan cita el amor y el desamor, de santos y demonios, de lo posible y lo imposible. … Continuar leyendo…