Elecciones cruciales

Elecciones cruciales Finalmente no hemos llegado al otoño. La caída de la ley de presupuestos generales nos lleva hacia unas elecciones cruciales para el futuro de este alicaído país. La oposición parece haber entrado en un estado de nerviosismo, o más bien paroxismo extremo. Pablo Casado –el encargado de Feijóo– ha dado rienda suelta a todos sus miedos –el previsto descalabro electoral del PP es grave– y nos ha dado una lección magistral de como mentir una y otra vez sin sonrojo alguno con la esperanza de que la ciudadanía le compre el relato apocalíptico en torno a Pedro Sanchez. … Continuar leyendo…

A estribor y babor, la bruma se disipa

A estribor y babor, la bruma se disipa. El inexorable paso del tiempo nos sitúa ya en la antesala de las próximas elecciones. Y a medida que se acerca el momento y los nervios afloran, se van despejando las múltiples incógnitas acumuladas en los últimos años. A estribor las opciones son claras, PP, C’s y Vox. En las actuales circunstancias parece que es el Partido Popular de Aznar –en manos de Casado, el encargado– el que afronta unos comicios sumamente arriesgados para su futuro mas inmediato. Puede que –por eso mismo– en su reciente convención hayamos asistido a una involución … Continuar leyendo…

Partidos cobardes, insensatos y pejigueras

Partidos cobardes, insensatos y pejigueras. El adjetivo cobarde se aplica a aquel que carece de valentía para realizar una acción de riesgo. En estas últimas dos semanas hemos asistido a un espectáculo digno de una cobardía histórica. C’s –ese partido ultrabisagra– ha paseado durante estos últimos días su cobardía por todos los medios de comunicación. No es de recibo pactar con la ultraderecha y negarlo a lo largo y ancho del país pretendiendo que los electores somos unos ineptos desinformados. El pacto andaluz –el pacto de la vergüenza– es un pacto a tres sin ambages y C’s nos ha mostrado … Continuar leyendo…

Andalucía, un grave error

Andalucía, un grave error. Los resultados electorales en la Comunidad Autónoma Andaluza han puesto de relieve la inconsistencia de los relatos políticos actuales y la falta de objetivos –o de proyecto– de nuestros actuales mandatarios. No es de recibo que –de la mano de las urnas– surja en este país un partido que defienda postulados que retrotraen nuestras libertades y nuestros logros sociales  más allá de cuatro décadas. Pero tampoco entra dentro de la lógica llamar al enfrentamiento en la calle –como hace irresponsablemente algún dirigente político– pues donde hay que defender los avances sociales, las libertades y el contrato … Continuar leyendo…

Ni supermarzo, ni supermayo, será en octubre

Ni supermarzo, ni supermayo, será en octubre. El centro-derecha, la derecha y la extrema-derecha –ya tenemos de todo en España– juegan al confusionismo electoral en un intento patético por crear inestabilidad en Andalucía incluso antes de celebrarse las elecciones. El objetivo es siempre el mismo, conquistar el poder a cualquier precio, sin proyecto alguno que ofrecer a sus votantes. El marasmo que abate sus filas ha provocado una importante dispersión del voto del Partido Popular que ahora nutre también a C’s y a VOX. Para compensar esta extrema debilidad electoral han echado mano de lo de siempre, por enésima vez … Continuar leyendo…

Primarias letales

Primarias letales. El nivel democrático de un partido político puede medirse fácilmente en los procesos de primarias. Los partidos políticos en los que “siempre” arrasan las listas promocionadas y bendecidas por el amado líder se encuentran en las antípodas de la democracia. Asistimos estos días a un caso mas de las maneras dictatoriales y de imposición del pensamiento único en las filas de Podemos. En 2016 ya se sentaron las bases de esta forma de hacer política –un tanto sectaria–, en las primarias regionales de Madrid, imponiéndose Ramón “Olof” Espinar –candidato de Pablo M.– frente a Rita Maestre, perteneciente al … Continuar leyendo…

Cultura de partido o democracia

Cultura de partido o democracia. El encabezado plantea un conflicto nada banal. La disyuntiva se presenta muy clara, o democracia o cultura de partido, tendremos que elegir pues ambos conceptos son excluyentes entre si. El choque entre estas dos realidades está servido pues en estos momentos se impone entender que democracia significa algo muy distinto a lo que representa la cultura de partido como concepto. Creo firmemente que la cultura de partido es una de las mayores causas del progresivo alejamiento de la clase política de sus propios militantes y se ahonda mucho más este alejamiento cuando lo que hemos de … Continuar leyendo…

Confianza plena

Confianza plena. Dos palabras con muy mala prensa pues suelen ser la antesala del despido, cese –o en el mejor de los casos– la dimisión por asuntos privados. La derechona –a estas alturas no se puede hablar de derecha en España pues no existe– no entiende de responsabilidad nacional cuando emprende una batalla y para ellos siempre rigen las ya famosas palabras de Montoro, que nos desveló Ana Oramas, “que caiga España que ya la levantaremos nosotros“. Estamos asistiendo a un feroz ataque de todos los medios de prensa adscritos a lo más rancio del patio nacional con el único … Continuar leyendo…

Pablo M. ¡¡¡Dame los telediarios!!!

Pablo M. ¡¡¡Dame los telediarios!!! Como solemos decir coloquialmente, un fantasma, no tiene otro nombre. Las obsesiones personales de Pablo M. Están mucho más cercanas a la catadura moral de un dictador que a la de un demócrata, ese afán por controlar los medios de comunicación ha puesto en evidencia las verdaderas intenciones de este pobre aprendiz de político. Pablo M. no aspira a puestos de “gestión”, un ministerio o una consejería de Comunidad, lo que anhela es un puesto de “control” desde el que poder decidir de una manera omnímoda sobre la vida de sus súbditos porque –ténganlo claro– … Continuar leyendo…

Podemos con respiración asistida

Podemos con respiración asistida. Podemos es una amalgama de intereses, ambiciones, codicia e insensateces, y su repentino auge solamente puede ser explicado dentro de un contexto de crisis económica como el sufrido por España estos últimos años. Protestar, agitar la calle y despertar los fantasmas guerra civilistas no le ha servido –a este conglomerado de personalidades tan dispares– mas que para situarse en una esquina del escenario político desde la cual torpedear cualquier iniciativa encaminada a enderezar el rumbo político y social de este país. Ante cualquier oportunidad de colaborar –con todas las reservas que se quieran plantear– con partidos … Continuar leyendo…

Facebook