Andalucía, un grave error

Andalucía, un grave error. Los resultados electorales en la Comunidad Autónoma Andaluza han puesto de relieve la inconsistencia de los relatos políticos actuales y la falta de objetivos –o de proyecto– de nuestros actuales mandatarios. No es de recibo que –de la mano de las urnas– surja en este país un partido que defienda postulados que retrotraen nuestras libertades y nuestros logros sociales  más allá de cuatro décadas. Pero tampoco entra dentro de la lógica llamar al enfrentamiento en la calle –como hace irresponsablemente algún dirigente político– pues donde hay que defender los avances sociales, las libertades y el contrato … Continuar leyendo…

La Primavera está al caer

La Primavera está al caer. La negativa –hasta el momento– de apoyo a la Ley de Presupuestos por parte de los nacionalistas, está impregnando el ambiente con un cierto aroma primaveral inconfundible. Inmersos todavía en el aquelarre andaluz –que ya damos por descontado y amortizado– y cada vez más convencidos de que no habrá presupuestos, nos disponemos a iniciar ya el estéril debate de la fecha de los próximos comicios y así pasaremos tres meses si el Presidente Sanchez no lo remedia. Mayo se erige como una posibilidad inexplorada por el hecho de coincidir Autonómicas, Municipales y Europeas que en … Continuar leyendo…

Primarias letales

Primarias letales. El nivel democrático de un partido político puede medirse fácilmente en los procesos de primarias. Los partidos políticos en los que “siempre” arrasan las listas promocionadas y bendecidas por el amado líder se encuentran en las antípodas de la democracia. Asistimos estos días a un caso mas de las maneras dictatoriales y de imposición del pensamiento único en las filas de Podemos. En 2016 ya se sentaron las bases de esta forma de hacer política –un tanto sectaria–, en las primarias regionales de Madrid, imponiéndose Ramón “Olof” Espinar –candidato de Pablo M.– frente a Rita Maestre, perteneciente al … Continuar leyendo…

Cálculo electoral

Cálculo electoral. Medio país vive en estos momentos en una suerte de interinidad política que poco a poco va paralizando las iniciativas de los diferentes gobiernos en espera de las tan ansiadas próximas elecciones. En este trance se encuentran por ejemplo los catalanes con el gobierno central monitorizando el día a día con el 155 y el Parlamento catalán cada día mas convencido de que contra Rajoy se vive mejor incluso que contra Franco y –consecuentemente– no tienen ninguna prisa en formar un gobierno que tenga que ejercitarse como tal pues –al fin y al cabo– cobran igual sin tener … Continuar leyendo…

Representantes y representados

Representantes y representados. El sistema político español –básicamente– es un sistema representativo, es decir, en las distintas confrontaciones electorales los votantes eligen a sus representantes, bien por su capacidad, su carisma, su liderazgo o –en definitiva– porque suponemos que esa persona a la que elegimos es la que mejor va a representar nuestras ideas y asimismo la que mejor va a defender nuestros derechos. Con este punto de partida queda claro que nuestro sistema debería primar a los más preparados intelectualmente, a los más honestos y a los más experimentados. Este sistema requiere y exige un alto grado de compromiso … Continuar leyendo…

Obediencia ciega o ley mordaza juvenil

Los partidos políticos se han convertido en organizaciones “endogámicas” que rechazan la incorporación de miembros ajenos a su grupo social o familia, y precisamente por esto, han dejado de ser referente para nuestra sociedad porque en ellos son ya mayoría los que nunca han tenido ningún tipo de responsabilidad o trabajo fuera del partido. Las organizaciones políticas priman la obediencia ciega y la adulación a la autoridad, es decir, el “servilismo” en el peor de sus sentidos. Y es aquí donde los partidos sitúan a sus organizaciones juveniles, léase Juventudes Socialistas, Nuevas Generaciones, etc,… Los mayores tienden a creer que los jóvenes están ahí para aplaudir … Continuar leyendo…

¡Sapere aude!

El miedo, la rabia y la desesperación no son cimientos sobre los que construir absolutamente nada, y precisamente eso es lo que está ocurriendo desde que comenzó la crisis económica. La situación se ha deteriorado de tal manera, con la inestimable ayuda de nuestro bienamado presidente, que se ha creado una suerte de caldo primigenio en el que se entremezclan los ingredientes antes citados y los resultados que se atisban son inquietantes. Hacia cualquier rincón que uno dirige la mirada no acierta a ver más que ira, odio y revanchismo, expresiones del estilo “el miedo cambia de bando”, nos acercan a momentos … Continuar leyendo…

Tarjeta amarilla

El resultado de las elecciones europeas fue el primer indicio claro de que “los tiempos están cambiando”, pero los históricos del tapete político español, PSOE, PP, IU y UPyD, no quisieron darse por aludidos y decidieron quedarse quietos a ver si pasaba el vendaval. Incluso pudimos observar reacciones “triunfalistas” y análisis del estilo, “hemos ganado”. Algunos, ya en aquel momento, llamamos la atención sobre el conjunto de la situación que se había producido y que el resultado no era otra cosa que una “victoria pírrica”. Pero como uno no forma parte del “rancio aparato” y además creo que lo de … Continuar leyendo…

CAMBIO, ¿QUE CAMBIO?

Cada cuatro años surge la palabrita, “cambio”, y todos los políticos se dedican a perseguirla en sus discursos como si fuera el “Santo Grial”. Da igual la tendencia política todos predican lo mismo, cambio, cambio y más cambio. Pero el concepto de “cambio” en este país en los últimos treinta años se ha devaluado de una manera alarmante. Ningún partido, al menos hasta este momento, propicia un cambio real, más bien se quedan en el típico “quitate tu para ponerme yo”. Hasta ahora los mensajes son todos muy difusos, algo así como “tenemos que conseguir crear más empleo” o “hemos … Continuar leyendo…

Facebook