Cultura de partido o democracia

Cultura de partido o democracia. El encabezado plantea un conflicto nada banal. La disyuntiva se presenta muy clara, o democracia o cultura de partido, tendremos que elegir pues ambos conceptos son excluyentes entre si. El choque entre estas dos realidades está servido pues en estos momentos se impone entender que democracia significa algo muy distinto a lo que representa la cultura de partido como concepto. Creo firmemente que la cultura de partido es una de las mayores causas del progresivo alejamiento de la clase política de sus propios militantes y se ahonda mucho más este alejamiento cuando lo que hemos de … Continuar leyendo…

Representantes y representados

Representantes y representados. El sistema político español –básicamente– es un sistema representativo, es decir, en las distintas confrontaciones electorales los votantes eligen a sus representantes, bien por su capacidad, su carisma, su liderazgo o –en definitiva– porque suponemos que esa persona a la que elegimos es la que mejor va a representar nuestras ideas y asimismo la que mejor va a defender nuestros derechos. Con este punto de partida queda claro que nuestro sistema debería primar a los más preparados intelectualmente, a los más honestos y a los más experimentados. Este sistema requiere y exige un alto grado de compromiso … Continuar leyendo…

Un futuro cierto

Un futuro cierto parece acercarse a tenor de los últimos sondeos sobre las preferencias políticas de los españoles. Partiendo de la base de que los sondeos no son más que fotos fijas de un instante concreto y no determinan irremediablemente el futuro, no estaría de mas que nuestros políticos tomen nota de lo que se vislumbra. El Partido Popular parece precipitarse a un abismo parecido al que en su día acabó con la UCD, eso si, a un ritmo distinto, pues no parece que aunque reciba un importante castigo electoral vaya a desaparecer. Fruto de este anunciado desplome del Partido … Continuar leyendo…

De la dependencia y el cierre de filas

En el proceso, largo y tedioso, de la presentación de las listas electorales, se etiquetan y clasifican los políticos que en ellas participan. La clasificación comprende dos apartados, por una parte están los “cabeza de lista” y por otra los “dependientes”. Los primeros, a su vez, se pueden subdividir en otras dos subcategorías, los que realmente son líderes en sus partidos y los que han sido “colocados” porque mantienen un perfil “dócil” ante los poderes fácticos de su propia organización y cuya única finalidad es “medrar”. Estos últimos son los más numerosos y todos parecen tener un precio. Después están … Continuar leyendo…

Vamos a hacer un jardín en Fuerteventura

En Fuerteventura, el panorama dibujado por los partidos políticos con el anuncio de sus candidatos y listas electorales, salvo raras excepciones, ha sido desolador. Hemos asistido a la enésima pantomima preelectoral. Nuestros “bien amados” políticos no han hecho otra cosa que jugar al tan conocido “juego de la silla”, y se las han vuelto a repartir todas, y algunos que por pudor, o por tanta historia a sus espaldas, no han podido colocarse al frente, han mandado a sus huestes a la batalla y ya recogerán los frutos. Lo que ya es definitivo es el “enterramiento” definitivo de la renovación, … Continuar leyendo…

Obediencia ciega o ley mordaza juvenil

Los partidos políticos se han convertido en organizaciones “endogámicas” que rechazan la incorporación de miembros ajenos a su grupo social o familia, y precisamente por esto, han dejado de ser referente para nuestra sociedad porque en ellos son ya mayoría los que nunca han tenido ningún tipo de responsabilidad o trabajo fuera del partido. Las organizaciones políticas priman la obediencia ciega y la adulación a la autoridad, es decir, el “servilismo” en el peor de sus sentidos. Y es aquí donde los partidos sitúan a sus organizaciones juveniles, léase Juventudes Socialistas, Nuevas Generaciones, etc,… Los mayores tienden a creer que los jóvenes están ahí para aplaudir … Continuar leyendo…

Un largo invierno

Los habituales seguidores de estas líneas recordarán, seguro, que en varias ocasiones he reiterado la sensación que tenía de que los dirigentes actuales del partido socialista no habían entendido nada de lo sucedido en los últimos meses. Los sondeos que realizan los diversos medios dan cuenta de una situación preocupante para el Psoe, que por muy mala que sea, siempre es susceptible de empeorar. Y precisamente esto parece ser que es lo que se confirma con los últimos resultados del CIS, que están a punto de hacerse públicos. Pero ¿porqué ocurre esto? El partido socialista ha dilapidado un ingente bagaje … Continuar leyendo…

¿Y tú de quién eres?

Quien no se ha visto paseando por el pueblo de toda la vida, ese al cual volvemos en vacaciones o en las fiestas familiares más señaladas, y sin más, al encuentro de algún paisano, este no le ha espetado sin previo aviso, ¿y tú de quién eres? Los más jóvenes suelen poner cara de extrañeza pero los que en alguna ocasión hemos vivido estas situaciones sabemos a que se refiere y en seguida nos aprestamos a contestar, “pues yo soy de Carmiña” y si no te ubican sigues por la línea de sangre, “si, Carmiña, la de Eugenia”, y entonces … Continuar leyendo…

Las brujas de Salem

España es terreno abonado para mesías, salvapatrias y todo tipo de adalides caudillistas. Pero sólo cada cierto tiempo surge alguno de estos que buscan inmortalizarse y en este afán reescriben la historia bajo su muy “particular” visión. Este tipo de persona se ve así misma como “fundador de un nuevo mundo”, o como “faro de occidente”, quizá esto último nos suene más. Intentan por todos los medios crear nuevos mitos y liturgias para inculcar en el pueblo la sensación de que en la historia existe un “antes” y un “después” de ellos. Estos tipos suelen abocar a la sociedad a … Continuar leyendo…

Podemos, como todos,… que decepción

El victimismo en lógica es una retórica demagógica que busca desprestigiar de una forma falaz la argumentación del adversario denotándola como impuesta o autoritaria. Para ello, el sujeto victimista posiciona a su adversario de forma implícita como atacante al adoptar una postura de víctima en el contexto de la discusión. (Wikipedia) En política, el victimismo, se ha convertido en un recurso cotidiano. No hay día que no aparezca un político “quejica” y siempre, siempre, esta figura de la víctima responde a una defensa contra algún tipo de corrupción, corruptela o distraimiento de unas perrillas. Lo que los políticos, “todos” dan … Continuar leyendo…

Facebook