No, no eran lentejas era la Hidra de siete cabezas

Una vez más, y quizá no sea la última, la “hidra” de CC ha obligado al PSC de Jose Miguel Perez ha hincar rodilla en suelo y ha dejado a la militancia, una vez mas, mirando hacia el cielo y maldiciendo a los dioses del Olimpo por tener que soportar “todavía” tanta humillación.

La sensación que recorre el archipiélago es de desasosiego pues el mensaje que envía este nuevo suceso se asemeja mucho a un “sálvese quien pueda” o más bien parece que asistimos a los últimos estertores de un grupo de personas irracionalmente asustadas y atrincheradas en sus poltronas y decididas, si es necesario, a acabar con el mismísimo partido con tal de “agradar” a la “hidra”.

El “precio” que se está pagando para que “unos pocos” privilegiados sigan viviendo del erario público es ya, cuando menos, insoportable.

El mismo lenguaje utilizado para referirse a los incumplimientos del famoso pacto en cascada son de traca.

Si los que incumplen son los nacionalistas, entonces no son más que “particularidades” de una situación aislada y sin trascendencia política.

Si el incumplimiento parte de los socialistas, entonces es una “agresión” al pacto y pone en peligro la mismísima continuidad del ser humano.

El resultado es que los incumplimientos de CC se mantienen sin ningún pudor y los socialistas, la fuerza más votada, no lo olvidemos, son “obligados” a recular sin conmiseración provocando además la desmembración del partido en la Comunidad Canaria.

La labor de zapa que está llevando a cabo Coalición Canaria es encomiable y, desgraciadamente, está consiguiendo sus objetivos.

La renovación en diferido que vive el PSC nos está pasando una factura inmensa y quizás resulte impagable a corto y medio plazo condenándonos al ostracismo por mucho tiempo.

Todo dependerá de que un pequeño grupo de personas consiga alzar la voz, y si llega ese momento allí estaremos.

 

(Visited 101 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook