Militantes sin rumbo

Militantes sin rumbo.

La militancia del PP se dispone a participar de una guerra sin cuartel que –a poco que se despisten los candidatos– puede abocar al partido a una larga travesía por la oposición parlamentaria.

Los aspirantes –educados a medio camino entre el Opus y la Opulencia– tendrán que someterse a un procedimiento de semi-primarias que no se encuentra en el adn político de su formación política.

Lo de votar un líder no va con ellos.

Fraga –creador del engendro– lo sabía y por eso siempre dirigió el partido con mano férrea incluso desde su retiro.

Una vez que hemos dejado bastante claro que esto de votar no es algo muy practicado por el PP analicemos realmente que es lo que está pasando.

militantes

Tenemos a seis candidatos y un no-presentado.

Entre los que han dado un paso al frente encontramos a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría que parece que podría concitar las simpatías de los votantes de a pie del PP pero no tiene el más mínimo apoyo dentro de su propia organización, para entendernos, podríamos decir que es casi una independiente dentro de su propio partido.

Al otro lado del ring tenemos a María Dolores de Cospedal que evoca a la España más rancia que nos ha tocado conocer, la de mantilla y misa diaria, la del poder eclesial, la representación en el siglo XXI de aquel tardofranquismo que permitió que el dictador acabase sus días tranquilamente en la cama.

Como árbitro principal –y parcial– un político curtido en mil batallas, campechano, con la suficiente edad para decir lo que piensa y hater principal de Soraya Sáenz de Santamaría.

El resto –si seguimos la lógica del partido– no son más que distracciones o si quieren, colorido para que no resulte todo tan frío y aburrido.

Pero no hemos de olvidar al no-presentado, el ínclito Alberto Núñez Feijóo.

La abrupta caída de M. Rajoy rompió todos los planes milimétricamente trazados en los despachos de Génova.

Ese guión incluía llevar la legislatura a término y en ese mismo momento –coincidiendo con el final del camino de Feijóo en Galicia– se consumaría el traspaso del poder en el PP sin tener en cuenta ni el turbio pasado del presidente gallego ni su falta de implantación y carisma en el resto del país.

Una vez consumada la moción de censura y desalojado el Partido Popular –el presidente gallego– ha procedido a activar el plan B.

Un no-presentado siempre está a tiempo de volver a concurrir, puede esperar tranquilamente viendo como sus posibles adversarios se despellejan entre ellos y le dejan el camino libre para su vuelta triunfal como salvador al partido.

La estrategia de Feijóo acabó de perfilarse cuando quedó claro que Pedro Sánchez se proponía agotar la legislatura concendiendo así –indirectamente– el tiempo necesario al gallego para volver a presentarse a examen mas adelante.

Lo que está haciendo estos días el Partido Popular es un “Hernández Mancha” en toda regla.

¿Quien será –de este sexteto de contrincantes– el que caiga en la trampa de Alberto Núñez Feijóo?

 

(Visited 81 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook