LA “PRIMA” DE RIESGO SE LLAMA ANGELA

¿QUIEN TIENE EL DINERO? LA BANCA

La Unión Europea se parece cada día mas al juego del Monopoly.

Invertimos en suelo, planificamos y proyectamos estrategias, construimos casas, hoteles, nos hipotecamos y hacia el final de la partida surge ese jugador mediocre, gris, que no ha aportado mucha emoción al juego, ha comprado poco y se ha dedicado a cobrar al resto de los jugadores cada vez que pasaban por su casilla.

Pero este jugador tenía un as escondido en la manga, se encargaba de la banca, y de esta forma nos tenía a todos controlados, conocía nuestras fortalezas y debilidades.

Para consolidarse, en un momento determinado relajó las normas del juego y esto animó al resto a la buena vida.

Hemos llegado a la parte final de este juego y al igual que en esas películas en las que el diablo viene a ejecutar su contrato y nos reclama nuestra alma, la Sra. Merkel, esa jugadora tan gris, nos está reclamando nuestra soberanía.

Y pensarán Uds. que esto es lo lógico y de lo más normal, pues como dicen nuestros políticos, lo que se necesita es “Mas Europa”, entonces ¿Donde está el problema?

Pues que los alemanes también quieren mas Europa pero bajo su control y sus condiciones.

Una vez que han desmantelado nuestro sistema productivo, utilizando la coartada europea nos tienen a su merced.

Y si osamos rebelarnos, concretamente a España, se la podría someter fácilmente disminuyendo el flujo de turistas, ya casi nuestra única “¿industria?”

Es decir, nos exigen nuestra rendición incondicional,… una vez más.

Y ya se vislumbra lo que va a ocurrir, los países mas débiles tendrán que desmantelar su sanidad, su educación, su sistema de pensiones para así poder mantener el sistema de los países fuertes; y una vez mas se reproduce el tópico, los “ricos” del norte exprimen a los “pobres” del sur.

Y cada vez hay menos norte, y más rico, y más sur, y más pobre.

Intolerable.

(Visited 51 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook