Hasta siempre compañeros, hasta siempre. Gracias.

Gracias
Dignidad política.

La última palabra que pronunció Rubalcaba en su despedida fue una palabra sencilla, de esas palabras que nos enseñan desde pequeñitos, una palabra fácil de utilizar pero a su vez difícil de interpretar la sinceridad del que la pronuncia.

En este caso concreto no hubo dudas de la sinceridad de nuestro compañero pues una vez pronunciada y dejando atrás su puesto orgánico –que no su relevancia– volvió a sus quehaceres previos a su extensa, fructífera y excepcional vida política.

Lo dio todo –muchos años de su vida– al PSOE y a España y no reclamó ninguna prebenda por sus servicios prestados, simplemente nos dijo, gracias.

En contraposición a otros ex, Rubalcaba –una vez retirado de la primera línea política– nos ha dejado muchos testimonios fotográficos dedicándose a lo que dicen que mas satisfacciones le daba, enseñar.

En sus mítines siempre se traslucía ese germen didáctico, esa obsesión por explicarnos el porqué de las políticas que se practicaban.

Nos hablaba de tu a tu –sin arengas mitineras– con la manifiesta intención de que entendiéramos lo que estaba ocurriendo.

No estamos ante un político con un discurso alambicado que busca como único fin contar con tu voto y olvidarte una vez pasado el trago electoral.

La sensación que nos transmitía Alfredo era la de esa persona que quiere recorrer un camino –para el cual necesita de tu apoyo– pero que aspira a que tú mismo transites a su lado ese mismo camino.

Debiéramos ser nosotros los que pronunciáramos esa palabra –gracias– cada vez que recordemos la figura de este gran político.

«No seas político, que se sufre bastante», decía.

En estos últimos días ha habido varias personas que me han dirigido esas mismas palabras, “vas a sufrir mucho en política, dada tu forma de ser”.

Si ese sufrimiento puede suponer una mejoría en el discurrir de las vidas de mis convecinos lo daré por bien empleado.

Y de antemano, gracias.

(Visited 64 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook