Es el momento.

Dos largas décadas han tenido que pasar para que en Puerto del Rosario vuelva a conformarse un Gobierno de progreso.

Un Gobierno multicolor fruto del entendimiento y el compromiso de sus integrantes por la consecución del bien común para nuestro municipio.

La alternancia al frente de las instituciones forma parte del juego democrático y se convierte en la salvaguarda contra conductas viciadas cuando los lapsos de tiempo de permanencia en el poder se vuelven extremadamente largos.

Es el momentoPuerto del Rosario está necesitado de un revulsivo que consiga dinamizar su vida social, que nos cuestione sobre la idoneidad de las diversas políticas sociales que se desarrollan, que nos aleje de la apatía y el conformismo que nos invade desde hace ya años.

Hemos de transformar nuestra resignación en rebeldía y convencernos a nosotros mismos de la posibilidad de conseguir los retos –sean estos grandes o pequeños– que nos propongamos.

Es el momento de dar un vuelco a las políticas sociales del Municipio.

Es el momento de aunar nuestros esfuerzos para exigir –no pedir– un Hospital a la altura de las necesidades de nuestra gente.

Es el momento de dotar a Puerto del Rosario –no solo de los servicios esenciales– sino de los servicios esenciales con la mayor calidad que nos permitan nuestros recursos económicos.

Es el momento de iniciar la tan traída y llevada apertura al mar de nuestra ciudad –siempre postergada–.

Es el momento de reordenar el día a día de nuestras calles, atajar el problema del aparcamiento, idear espacios amplios donde pasear y disfrutar de nuestra eterna primavera.

Es el momento de apostar decididamente por la juventud de este Municipio promoviendo actividades y reactivando los Centros Culturales de los que disponemos.

Es el momento de dignificar y valorar adecuadamente el trabajo y las responsibilidades de todas esas personas que día a día nos ayudan desde la Administración Pública.

Es el momento de planificar y poner en marcha proyectos largamente solicitados como el hospital geriátrico o el incremento urgente de las plazas sociosanitarias de las que adolecemos.

Es el momento de que esta ciudad –al completo– se implique en la consecución de objetivos tales como la Igualdad efectiva o la erradicación de una lacra tan terrible como la violencia de género.

Hay muchos más momentos que espero que consigamos desarrollar y compartir a lo largo de estos cuatro años que ahora comienzan.

Cada uno de estos momentos será para nosotros un proyecto, una ilusión, una esperanza de futuro que afectará muy positivamente  la convivencia entre las gentes del Municipio.

Habrá quien –torciendo el gesto– ante las palabras de este humilde escribidor tilde de naif e ingenuidad todo lo aquí expresado.

A estos pesimistas les invito a arrimar el hombro, seguro que conseguimos llegar aun mas lejos con su ayuda.

 

 

 

(Visited 160 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook