Elecciones cruciales

Elecciones cruciales

Finalmente no hemos llegado al otoño.

La caída de la ley de presupuestos generales nos lleva hacia unas elecciones cruciales para el futuro de este alicaído país.

La oposición parece haber entrado en un estado de nerviosismo, o más bien paroxismo extremo.

Pablo Casado –el encargado de Feijóo– ha dado rienda suelta a todos sus miedos –el previsto descalabro electoral del PP es grave– y nos ha dado una lección magistral de como mentir una y otra vez sin sonrojo alguno con la esperanza de que la ciudadanía le compre el relato apocalíptico en torno a Pedro Sanchez.

Los delirios del encargado de este nuevo PP –que parece querer recuperar sus antiguas siglas AP– llegan al extremo de considerar que ha pillado al Presidente “cediendo” ante los independentistas cuando está radicalmente claro que esto no ha sido así.

Los demás argumentos de que han derribado al Gobierno con una manifestación de apenas 50.000 personas, el supuesto acercamiento de presos del proceso catalán o la ilusoria recuperación del PP, cuando realmente se augura una caída que ronda los 40 escaños podrían ser considerados como los ejes de una “realidad paralela” en la que viven los dirigentes de esta nueva Alianza Popular rediviva.

Albert –cada vez más Alberto– Rivera ha sacado a pasear el nacionalismo español –igual de rancio que el catalán– y para reforzar su argumento nos ha contado ya la primera mentira.

Nos ha contado Alberto que no pactará con Rajoy, uy! perdón, con Sanchez. En qué estaría yo pensando.

La misma mentira que ya nos contó cuando no iba a hacer presidente a Rajoy y muy parecida a cuando nos dijo que en Andalucía no pactaría con VOX.

Si llega el caso pactarán y lo que les define es qué –llegado el momento– pactarán sin sonrojo con VOX con los que se han sentido en su salsa en el simulacro de manifestación en Colón.

Santiago –y cierra España– Abascal recorre en estos momentos el mismo camino que en su día ensayó Podemos, a saber, ofrecer soluciones sencillas para problemas complejos y tristemente parte de la ciudadanía ha comprado ese relato infame.

Es verdad que el sistema electoral que se aplica en España podrá reducir al mínimo su representación en el Congreso de los Diputados.

Se definen ellos mismos como de extrema derecha y por esto mismo cualquier partido que acepte sus planteamientos políticos y se apoye en sus votos ha de ser considerado de la misma condición.

Pablo Manuel está de baja –y se nota– porque lo de Podemos es un chiringuito montado para alimentar a un ego y sólo a uno, el suyo propio.

En estos inicios de precampaña están en la refriega C’s, VOX, el PSOE y el PP-AP pero no sabemos nada de Podemos porque está de baja.

Bueno algo si hemos sabido justamente hoy, se han cargado el pacto por las pensiones cuando estaba muy cercano al consenso.

¿Recuerdan uds. cuando Gabilondo –Ministro de Educación– casi consigue una Ley Educativa consensuada por todos los grupos?

Llegó el PP-AP y –como siempre– destrozó todo lo avanzado. Algo parecido ha hecho Podemos con las pensiones y es que los de Pablo Casado y los de Pablo Manuel actúan siempre en función de sus intereses electorales o de su ambición personal.

Podemos está siempre “Esperando a Godot” esperan sin hacer absolutamente nada por conseguir el término de su esperanza, planteando –a sus contrarios– condiciones inasumibles en cualquier negociación en el afán de conseguir su fracaso y vender al electorado que ellos querían mucho más de lo que los otros partidos podían o querían ofrecer.

Pero con esta forma de hacer política –apuntando siempre a máximos programáticos– no se progresa en el bienestar de la sociedad.

Una vez que se han quitado la careta y se les ha visto luchar encarnizadamente por los sillones mejor pagados se anuncia un descalabro –incluso mayor porcentualmente– como el que va a sufrir el PP-AP.

Este es el panorama de la oposición, dividida y sin programa que recuerda mucho al batiburrillo de 1982 con AP-PDP, UCD, CDS, PCE, PSOE.

Hagamos un pequeño ejercicio AP=VOX, UCD=PP, CDS=C’s, PCE=IU-PODEMOS y el PSOE sigue siendo el PSOE.

Cómo se puede observar –aunque se quieran disfrazar algunos de “nueva política”– está todo inventado y lo indiscutible es que la mayor parte de los logros sociales, educativos y de bienestar social han estado promovidos por los Socialistas de este país.

Y esta vez es verdad, “Si tú no vas, ellos vuelven”.


(Visited 58 times, 1 visits today)

2 comentarios en “Elecciones cruciales”

  1. Gran análisis esclarecedor de la situación en la que nos encontramos.
    Comparto de la base a la cruz la opinión de Javier Ledo.
    Hay momentos en los que no se puede ser equidistantes, hay momentos en la historia de esta España, tan mal tratada por las fuerzas reaccionarias, en los que toca arrebato y toda la gente progresista, la mayoría de ciudadanos, tenemos que uncirnos al carro y tirar con fuerza hacia una España realmente democrática, justa, solidaria y libre.
    Ahí me encontrarán siempre, y creo que a muchos de ustedes.
    Un saludo cordial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook