Dime a quién te arrimas,…

Uno de los grandes logros de las democracias occidentales ha sido la universalización del estado del bienestar, y la priorización de servicios como la educación, la sanidad y los servicios sociales.

En estos últimos años de gobierno conservador el recorte experimentado en todos los ámbitos del estado del bienestar ha sido brutal, el sistema sanitario y educativo se encuentran bajo mínimos, y lo que es peor, sin que atisbemos traza alguna de cambio de rumbo.

En el caldo de cultivo proporcionado por la crisis y sus consecuencias han brotado y crecido partidos políticos oportunistas y sobre todo “cortoplacistas”.

Su diagnóstico de la situación es catastrofista y “sin solución” a no ser que sean ellos los elegidos para resolverlo claro está.

El mensaje incluye la estigmatización del adversario, de ahí la famosa etiqueta de “casta”, y consecuentemente, siempre en su afán de demostrarnos que eran “seres superiores”, negaban su intención de pactar, colaborar o negociar con PP y PSOE.

Está Pablo Iglesias dando tumbos por el país diciendo que lo más probable es un pacto Rajoy-Sanchez tras el 20D, lo cual, sinceramente, yo no lo veo, o al menos espero no verlo.

Mocion 1Lo que si ya he visto es al PP de Águeda, al PPM de Gonzalez y al Podemos de Briansó presentar juntitos de la mano una moción solicitando que les paguen un sueldo, ya ven que cuando se habla de dinero todos parecen ser casta de la buena.

Eso si, no se preocupen porque los inventores de la nueva “democracia de limosna” se encargarán de “donar” un poquito a quien les parezca.

Se parece bastante esta forma de actuar a la de los fariseos que se “rasgaban las vestiduras” delante de las palabras de Jesús para expresar una fingida indignación.

Estos nuevos predicadores no son más que sepulcros blanqueados, relucientes por fuera y egoístas e interesados por dentro.

Mocion 2No hay más que ver lo que proponen en su moción que es cobrar por una dedicación del 75% la nada desdeñable cantidad de 3.278,51.-€ y con pagas extras además.

Pero claro que todo se soluciona dando alguna limosnilla al estilo de los “marqueses” de antaño que creíamos ya desterrados de nuestra vida.

Pues ya ven los “salvadores de la patria” quieren llevárselo calentito y con efectos retroactivos.

Una verguenza.

(Visited 170 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.