CAMBIO, ¿QUE CAMBIO?

HEMOS DE "ALUMBRAR" UN NUEVO SISTEMA CON URGENCIA

Cada cuatro años surge la palabrita, “cambio”, y todos los políticos se dedican a perseguirla en sus discursos como si fuera el “Santo Grial”.

Da igual la tendencia política todos predican lo mismo, cambio, cambio y más cambio.

Pero el concepto de “cambio” en este país en los últimos treinta años se ha devaluado de una manera alarmante.

Ningún partido, al menos hasta este momento, propicia un cambio real, más bien se quedan en el típico “quitate tu para ponerme yo”.

Hasta ahora los mensajes son todos muy difusos, algo así como “tenemos que conseguir crear más empleo” o “hemos de poner a disposición de la sociedad los instrumentos que faciliten la puesta en marcha del tejido productivo nacional”.

¿Y esto que quiere decir?

Pues vayan Uds. a saber, lo que está claro es que declaraciones de ese estilo no comprometen absolutamente a nada concreto a un político.

¿Porqué no se debate sobre los sistemas de control de que dispone el Estado para evitar la corrupción?

¿Porqué no se debate, y se cambia el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial?

¿Porqué no se aborda, de una vez por todas, la reforma definitiva del sistema electoral?

¿Porqué no se extiende el régimen de incompatibilidades en el ámbito político?

¿Porqué un político está, de entrada, blindado ante la ley y los jueces?

¿Porqué en este país los delincuentes de guante blanco y chaqué se van de rositas cuando meten la mano en la caja del dinero?

¿Porqué tenemos que mantener a más de mil parlamentarios entre Gobiernos Autónomos y Gobierno Central?

¿Porqué no se realiza un control exhaustivo de las subvenciones y su finalidad?

¿Porqué nuestros políticos suelen pasar los primeros años de mandato “aprendiendo”, acaso no han pasado por el colegio?

¿Porqué se permite a las Administraciones Públicas pagar a sus proveedores cuando les venga en gana, arruinando así a miles de pequeñas empresas?

Podría seguir proponiendo más y más cuestiones, pero creo que a estas alturas ya se hacen una idea del ruinoso sistema que mantenemos con nuestros impuestos.

Esto solamente se podría solucionar con un verdadero CAMBIO con mayúsculas, pero me temo que no van por ahí las pretensiones de los grandes partidos (PP y PSOE), toda su energía la dedican al difícil arte de mantenerse en sus puestos disfrutando de sus “modestos sueldos”, engrosados, eso si, con dietas mil, complementos, comisiones o como se llamen, cada vez que asisten a una reunión.

Imagínese Ud. sufrido contribuyente, que además de su salario le pagasen otro tanto o más cada vez que va a tomarse un café con los amigos.

¿Estaría Ud. dispuesto, estimado lector, a afrontar “EL CAMBIO” y echar por tierra esta marabunta de privilegios?

Yo si.

(Visited 20 times, 1 visits today)

3 comentarios en “CAMBIO, ¿QUE CAMBIO?

  1. Hola Javier, estoy de acuerdo con todo lo que escribes, pero los políticos son como “Machiaveli”:….. “cambiamos todos , por non cambiar nada”, por esto no nos escuchan, la responsabilidad es nuestra “cada cuatro años”. Cuidados con el voto el riesgo es votar a un “berlusconi” local que promete el paraíso y se Fo……el país.
    Tito Quijote

  2. Esta persona que escribe desde Fuerteventura, debería hablar desde una tribuna con mas audiencia. Ha dicho lo que la mayoría de los españoles pensamos y comentamos en petite comité

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook