Algo habrá que hacer,…

psoe-rotoLos partidos políticos en general y el partido socialista en particular, parecen no haber asimilado los resultados de la última confrontación electoral.

Los resultados de estas elecciones son difícilmente extrapolables a municipales y generales, y esta dificultad ha desorientado a los políticos, que aún hoy parecen correr como “pollo sin cabeza” por el suelo patrio.

Voy a obviar los problemas de la derecha, como podrán suponer, no me preocupa lo que pueda suceder a las huestes de Mariano.

La izquierda, —el PSOE, no se rían, el partido socialista es de izquierdas por mucho que sus actuales dirigentes estén intentando convertirlo en un remedo de la UCD—, como les decía, el socialismo ha sufrido un durísimo correctivo y aún así, en ciertos ámbitos más locales, el comportamiento es triunfalista, lo que nos da una idea de lo cortos de miras que son algunos integrantes del “aparato”.

Desde mi punto de vista el mensaje que nos envía esta derrota no ha calado y, consecuentemente, reina una tranquilidad exasperante entre el núcleo duro, los “colocados”.

El electorado ha dejado meridianamente claro que “algo” comienza a cambiar: el votante está dejando a un lado el forofismo partidista y comienza a escuchar las propuestas que realizan “otros” partidos y, sean estas ideas más o menos populistas, el hartazgo del pueblo le predispone a probar cosas nuevas.

Debemos revisar nuestras actitudes y comportamientos en las instituciones.
Nuestro compromiso y responsabilidad ante la sociedad nos exige un planteamiento ético que se ha desvanecido en los últimos años.

El ideal socialista no puede sucumbir a parámetros corruptos consolidados por nuestros adversarios políticos. No podemos asumir, sin un ápice de autocrítica, los modos y maneras que han desarrollado en esta isla tanto PP como CC.

Nuestros vecinos nos aplican el típico “todos son iguales” y no hacen distingos entre partidos, lo cual nos impide realizar una verdadera política favorecedora del desarrollo ciudadano.

Día a día perdemos legitimidad para la crítica si nos comportamos igual que ellos en lo vital.

Yo reivindico desde aquí, no la superioridad intelectual, (para eso ya está Cañete) reivindico la “superioridad moral y ética”: no podemos mirar hacia otro lado cuando más de un 30% de la población no tiene un empleo, no podemos pedir a la población sacrificios desde la comodidad del empleo público excesivamente bien remunerado.

En el discurrir de estos últimos años y acrecentado por el efecto “moqueta”, hemos perdido la credibilidad del pueblo.

Y es verdad que hay algunos espabilados prometiendo lo que saben que no podrán cumplir, pero esto no ha de preocuparnos, a no ser que nosotros no nos encontremos a nosotros mismos, y eso tenemos que hacerlo con prontitud porque este partido parece haber entrado en tiempo de prórroga.

(Visited 13 times, 1 visits today)

2 thoughts on “Algo habrá que hacer,…

  1. Completamente de acuerdo con este artículo. Tanto, que sería exactamente lo que podría haber escrito yo mismo, de ser capaz de expresarme con esa claridad y de ese modo preciso y conciso.
    Todo lo que se puede hacer es redundar algo; considero que todos tenemos, en alguna medida, culpa de la situación, sea por acción u omisión.
    Tenemos que mirar hacia dentro y empezar el cambio desde esa ética de forma individual, para después ir extendiéndola a los demás.
    Solo si no nos apartamos de esa ética, sin artificios, con sinceridad, sin tratar de conseguir adeptos a costa de decirles lo que quieren oír, podremos salir con esa superioridad moral de la que hablas.

    Gracias por mostrarnos las palabras precisas para definir lo que muchos pensamos.

    Saludos. Ángel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.