Obediencia ciega o ley mordaza juvenil

Los partidos políticos se han convertido en organizaciones “endogámicas” que rechazan la incorporación de miembros ajenos a su grupo social o familia, y precisamente por esto, han dejado de ser referente para nuestra sociedad porque en ellos son ya mayoría los que nunca han tenido ningún tipo de responsabilidad o trabajo fuera del partido. Las organizaciones políticas priman la obediencia ciega y la adulación a la autoridad, es decir, el “servilismo” en el peor de sus sentidos. Y es aquí donde los partidos sitúan a sus organizaciones juveniles, léase Juventudes Socialistas, Nuevas Generaciones, etc,… Los mayores tienden a creer que los jóvenes están ahí para aplaudir … Continuar leyendo…

¡Sapere aude!

El miedo, la rabia y la desesperación no son cimientos sobre los que construir absolutamente nada, y precisamente eso es lo que está ocurriendo desde que comenzó la crisis económica. La situación se ha deteriorado de tal manera, con la inestimable ayuda de nuestro bienamado presidente, que se ha creado una suerte de caldo primigenio en el que se entremezclan los ingredientes antes citados y los resultados que se atisban son inquietantes. Hacia cualquier rincón que uno dirige la mirada no acierta a ver más que ira, odio y revanchismo, expresiones del estilo “el miedo cambia de bando”, nos acercan a momentos … Continuar leyendo…

Tarjeta amarilla

El resultado de las elecciones europeas fue el primer indicio claro de que “los tiempos están cambiando”, pero los históricos del tapete político español, PSOE, PP, IU y UPyD, no quisieron darse por aludidos y decidieron quedarse quietos a ver si pasaba el vendaval. Incluso pudimos observar reacciones “triunfalistas” y análisis del estilo, “hemos ganado”. Algunos, ya en aquel momento, llamamos la atención sobre el conjunto de la situación que se había producido y que el resultado no era otra cosa que una “victoria pírrica”. Pero como uno no forma parte del “rancio aparato” y además creo que lo de … Continuar leyendo…

CAMBIO, ¿QUE CAMBIO?

Cada cuatro años surge la palabrita, “cambio”, y todos los políticos se dedican a perseguirla en sus discursos como si fuera el “Santo Grial”. Da igual la tendencia política todos predican lo mismo, cambio, cambio y más cambio. Pero el concepto de “cambio” en este país en los últimos treinta años se ha devaluado de una manera alarmante. Ningún partido, al menos hasta este momento, propicia un cambio real, más bien se quedan en el típico “quitate tu para ponerme yo”. Hasta ahora los mensajes son todos muy difusos, algo así como “tenemos que conseguir crear más empleo” o “hemos … Continuar leyendo…

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook