Ha llegado el momento, otra vez

Ha llegado el momento, otra vez. Cada cierto tiempo –en el seno de las agrupaciones políticas– se impone la reflexión sobre el trabajo que se ha venido realizando, el señalamiento de los errores cometidos y la formulación de las posibles soluciones a futuro. El socialismo majorero se aproxima inexorablemente a este momento, primero con la celebración de primarias –ya están anunciados los precandidatos; los compañeros Blas Acosta y Juan Jiménez– y una vez superado este proceso encararemos el congreso insular. El momento se antoja decisivo para mostrar a nuestros conciudadanos un proyecto de sociedad coherente, pensado en base a la … Continuar leyendo…

Mal momento para ser Secretario General

Mal momento para ser Secretario General el escogido por Pedro Sanchez. Hace ya tres años el Sr. Rodriguez de la Borbolla –en una entrevista de apenas siete minutos– diseccionaba magistralmente los modos y maneras de conducirse que tienen las “juventudes” de los diversos partidos políticos. “se aprende magníficamente,…sólo se aprende como maniobrar y como conspirar para estar en el mando y para mantenerse en el mando” …. “no tienen que dar respuesta ante nadie, no responden ante ningún ciudadano, no están ante la sociedad, no tienen que rendir, digamos, resultados, entonces es una organización que se nutre de su propia … Continuar leyendo…

No es momento para titubear

Una vez cerrado el capítulo de las primarias del partido socialista en la Comunidad y proclamada ¿a bombo y platillo? la ganadora, se impone pasar a la acción. Sin embargo da la impresión de que, en un primer momento, existe una cierta cautela en el equipo ganador, porque lo que es evidente a estas alturas es que el “bendito aparato” no va a trabajar para facilitar las cosas, mas bien vamos a asistir a una constante labor obstruccionista por su parte. Los primeros movimientos por parte de J. M. Perez y sus adláteres ha sido algo inaudito, se ha aplicado … Continuar leyendo…

El último bastión

Hoy, 22-M, en las calles de toda España, la ciudadanía ha levantado la que yo creo que es la última barricada que nos queda en este país, la de la dignidad. Esa “dignidad ciudadana” que  recuperamos allá por los años 70, después de grandes sacrificios. Si comparamos las dos épocas, aquella de la “transición” y esta de la democracia “asentada” resulta curioso comprobar como la derecha de entonces, descendiente directa del franquismo, era mucho más dialogante más democrática, si cabe, que los dirigentes de la derecha actual. El Partido Popular, envalentonado por haber conseguido 10 millones de cómplices y utilizando … Continuar leyendo…

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook