¿Que hay de lo nuestro?

El pasado domingo el Partido Socialista Obrero Español ha dejado atrás una más de las estaciones de su particular viacrucis renovador. El rezo ha durado todo el fin de semana y ha habido actitudes que tendrán consecuencias en el futuro inmediato. Por una parte Madina y Tapias trasladando la sensación de víctimas propiciatorias y por otra Sanchez practicando una especie de remedo de las propuestas del PP sobre los alcaldes, es decir, la lista más votada manda, y punto. Veremos hasta que punto tendrán trascendencia estos modos de actuar tan primarios por parte de los tres implicados. La nueva Presidenta … Continuar leyendo…

El laberinto socialista

La vorágine en la que estamos inmersos estos días complica sobremanera el análisis de la realidad y son tantos los acontecimientos que se agolpan que provocan más de un despiste. La militancia socialista se encuentra ante una encrucijada que se vislumbra fratricida. En pleno acopio fervoroso de avales se barruntan operaciones especiales de mayor calado para nuestro devenir más cercano, las cuales tendrían su culminación no más allá del otoño. El congreso extraordinario de julio parece que no será el final de un proceso, sino el comienzo real de la batalla campal que se va a declarar al minuto siguiente … Continuar leyendo…

The Times They Are a-Changin

Se acabó la tregua veraniega. Comienza el mes de septiembre, prácticamente con las mismas incógnitas que se barajaban cuando julio cedió su protagonismo al agosto vacacional. En Fuerteventura, antes del paréntesis veraniego, CC y PP celebraron sendos congresos, y por lo visto, todos, tanto de un lado como del otro, se han encontrado súper mega guapos y siguen adelante. Los mismos, sin cambios, ni renovación evidente. Han convertido a sus partidos en aparatos de poder al frente de los cuales se encuentran,… “los de siempre”. Aquellos personajes que ya estaban subidos al carro de la política en los años ochenta, … Continuar leyendo…

CAMBIO, ¿QUE CAMBIO?

Cada cuatro años surge la palabrita, “cambio”, y todos los políticos se dedican a perseguirla en sus discursos como si fuera el “Santo Grial”. Da igual la tendencia política todos predican lo mismo, cambio, cambio y más cambio. Pero el concepto de “cambio” en este país en los últimos treinta años se ha devaluado de una manera alarmante. Ningún partido, al menos hasta este momento, propicia un cambio real, más bien se quedan en el típico “quitate tu para ponerme yo”. Hasta ahora los mensajes son todos muy difusos, algo así como “tenemos que conseguir crear más empleo” o “hemos … Continuar leyendo…

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook