rojos

Que vienen los rojos!

Que vienen los rojos!

Este parece ser el soniquete de moda en las catacumbas del aparato socialista.

Es curioso observar como la palabra “rojos” vuelve a sonar en este país como un estigma que intenta provocar miedo en el resto de la población.

Los “rojos”  valoran mas al individuo que a los grupos, colocan en lugar preeminente al ciudadano frente a las tradiciones.

Los “rojos” también defienden que todo ser humano, por el mero hecho de serlo, ha de tener iguales oportunidades.

Para contrarrestar la evidente desviación que produce el hecho de nacer en una u otra circunstancia social los “rojos” consideran que solamente con la acción política se puede dar un vuelco a las situaciones de opresión.

En esencia lo que pretenden los “rojos”no es más que redistribuir la riqueza.

Si consideramos todo lo anterior como una posible definición de lo que es un “rojo”, se nos antoja difícil entender como en los días que corren se utiliza este vocablo como arma arrojadiza desde la bancada de la “gestora de la nada”.

Susana Díaz y sus huestes al calificar a sus adversarios de “rojos” no hacen mas que definirse a si mismos como “azules” –por mera contraposición–.

Susana Díaz se ha situado –y con ella a los suyos– en una tesitura difícilmente defendible pues no se definía de esta manera a los Socialistas desde los tiempos del franquismo mas recalcitrante.

Apoyando a un gobierno de Rajoy no puede nadie pretender ganarse el respeto de su base social que indefectiblemente en su mayoría estará constituida por “rojos”.

He ahi el pecado original cometido por la “Sultana del Sur” y del cual no podrá escapar por muchas cortinas de humo que despliege.

La maquinaria del partido no puede –y no lo hará nunca más– servir a la derecha de una forma tan abiertamente descarada.

Los que han entregado los votos socialistas a unos gobernantes radicalmente opuestos a sus postulados no pueden ser premiados con la aquiescencia de la militancia.

El pseudo socialismo dirigido desde el sur no es más que una solución de compromiso para asegurarse las poltronas y los salarios por tiempo suficiente y preparar así su futuro regado de buen vino y acompañado de las mejores viandas.

Estos nuevos ricos, aburguesados y que –en su mayoría– no tienen oficio reconocido no son dignos de ser llamados “rojos”.

Y tu que estas leyendo estas líneas, que eres ¿rojo o de Susana Díaz?

 

 

(Visited 186 times, 1 visits today)

2 comentarios en “Que vienen los rojos!

  1. Yo soy del PSOE. Después de 39 años ininterrumpidamente trabajando y luchando por una sociedad mejor con tod@s l@s compañer@s bajo los principios socialistas y coordinados por los órganos de dirección que nos dimos siempre democráticamente fueran de mi predilección o no pero siempre compañer@s.

  2. Cuantas confusión siembran los acomodados desde antes de la última contienda en el mundo para conservar sus privilegios.
    Creo que los colaboradores de la situación en la que se encuentra el socialismo (la izquierda) en España no les interesa que hayan demasiados cambios.

Deja un comentario

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook