NO SERÁ UN CAMINO DE ROSAS, PERO VALDRÁ LA PENA

 

Atrévete, imagina
Atrévete, imagina

Una vez mas quiero incidir en el momento tan delicado que viven nuestros partidos políticos y la tan cacareada “desafección” del pueblo hacia estos.

Es evidente que la situación de crisis generalizada estrecha los márgenes de maniobra de nuestros representantes.

Pero no es menos cierto que hay cosas que se pueden hacer para aliviar las consecuencias del fracaso económico de este país.

La política social debería ocupar un lugar capital entre las prioridades de los partidos y del gobierno.

El pueblo ha identificado a los actuales dirigentes, políticos y sindicales, como un gremio, es decir, como una corporación de personas regidas por estatutos especiales y a las cuales no les afecta el devenir económico de este país.

Es por esto que se ensancha la fractura entre la sociedad y sus representantes.

Enfrentarse a un grupo tan poderoso como los políticos es difícil, pues como todo grupo homogéneo defenderán sus privilegios con uñas y dientes.

Sabemos que el Partido Popular no tiene intención de variar su política ni su relación con la sociedad pues a ellos ya les va bien así.

Por su parte el Partido Socialista habría de ser capaz de prescindir de su política resultadista y del desmedido afán de agradar a todo aquel que tenga una ocurrencia.

Esta forma de proceder lo está abocando a un lugar residual en el panorama político nacional o quizás incluso a su desaparición.

Si no se consigue articular un discurso ético y de izquierda real no habrá forma alguna de recuperar la credibilidad y confianza del pueblo.

Tengo la absoluta convicción de que este es el único camino posible y también tengo claro que es el que más enemigos concita pues exige eliminar de facto todos los males que afectan a los partidos políticos, es decir, empresas públicas sin control, subvenciones injustificadas, cargos de confianza innecesarios, salarios desorbitados, liberados para cumplir favores y todo lo que ya sabemos que ha llevado al pueblo a alejarse de sus representantes.

Hemos de reaccionar cuanto antes y hacer política de verdad de lo contrario, ni la “purga de Benito” nos salvará de esta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 13 times, 1 visits today)

1 comentario en “NO SERÁ UN CAMINO DE ROSAS, PERO VALDRÁ LA PENA

Deja un comentario

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook