Hoy recordaremos

Hoy recordaremos lo que ya decíamos en febrero de 2015 pues aunque ya han pasado casi dos años, los últimos acontecimientos –desgraciadamente– nos dan la razón.

Aquí les dejo aquella reflexión esperando que de una forma u otra no se cumplan los vaticinios, aunque cada vez estamos más cerca.

 

 

(Publicado en febrero de 2015)

Un largo invierno

Los habituales seguidores de estas líneas recordarán, seguro, que en varias ocasiones he reiterado la sensación que tenía de que los dirigentes actuales del partido socialista no habían entendido nada de lo sucedido en los últimos meses.

Los sondeos que realizan los diversos medios dan cuenta de una situación preocupante para el Psoe, que por muy mala que sea, siempre es susceptible de empeorar. Y precisamente esto parece ser que es lo que se confirma con los últimos resultados del CIS, que están a punto de hacerse públicos.

Pero ¿porqué ocurre esto?

El partido socialista ha dilapidado un ingente bagaje de votos y simpatías.

Cuando uno no es fiel a sus principios ocurre esto, que tus seguidores buscan acomodo en torno a otras opciones.

La tan cacareada “renovación” no se ha reproducido mucho más allá de la secretaría general y esto se ha traducido en un lastre inmenso para remontar la situación.

Por otra parte ese ansia de agradar, de intentar “quedar bien” con todos provoca mil y una contradicciones.

Y los bandazos ideológicos , traspiés y meteduras de pata no ayudan.

El partido socialista debe situarse firmemente en posiciones de izquierda definiendo por si mismo su discurso y no centrarse solamente en “reaccionar” a lo que otros propongan o intentar transmutarse en partidos experimentales mas o menos de moda.

Fijense Uds en la foto que encabeza este artículo. Hace un par de años se hablaba en el mundo de la tecnología que Apple con su IPhone perdía terreno ante su mas directo rival, el Galaxy de Samsung. Muchos iluminados aconsejaban a Tim Cook competir con los coreanos utilizando sus mismas armas, plástico en lugar de aluminio, apertura total de su sistema operativo y precios más bajos.

En otras palabras, le aconsejaban renegar de sus principios y básicamente de su principal arma, la calidad.

Lejos de esto siguieron apostando por evolucionar y mejorar, y una vez más se han colocado a la cabeza del mercado y son referente.

¿Quiere realmente el Psoe ser referente de la izquierda de este país? O ¿se conforma el aparato con salvar sus poltronas por cuatro años mas aunque estos pudiesen ser los últimos de la historia socialista?

¿Preferimos una carcasa de plástico barato copiada de otros?

¿Realmente es tan complicado ofrecer a la ciudadanía transparencia, honestidad, ética, responsabilidad?

¿No son acaso estos principios dignos de ser desarrollados en este partido?

Queremos, necesitamos una izquierda de calidad, no ese remedo de frente populista que intentan colarnos desde ultramar.

El momento es crítico pero hay que decidir, y rápido, que camino queremos tomar.

O el PSOE se toma esto en serio o puede pasar a ocupar el lugar que dejará libre en breve IU.

(Visited 58 times, 1 visits today)

1 comentario en “Hoy recordaremos

  1. Hay algo que tengo que tener escrito por ahí, ya que lo he repetido hasta hartar; es mi opinión de lo que considero errores que entiendo comete nuestro partido. Y que con esto quiero volver a repetir. Hace tiempo, que se oyen o leen opiniones de todos los colores, sobre soluciones para nuestro partido. Todos los colores, menos uno: el que realmente solucionaría de forma definitiva, la desafección de los votantes: mejorar el Psoe. Sí, ya sé que así suena bastante simple: Es más fácil decirlo que hacerlo.
    Pero no me quiero limitar a decir eso; intentaré acompañarlo con posibles soluciones, difíciles, pero posibles.

    Para ello, ofrezco soluciones como democratizar el partido, hacer que las decisiones importantes vayan de abajo arriba: de la militancia a los que (en teoría) nos representan en las cúpulas. Osea, justo al contrario de como se hace. No hablo de hacer un partido asambleario, porque sé, que aunque ganaría en democracia, perdería muchísima funcionalidad. No es eso. Pero si que sean los militantes los que dirijan el partido, en vez de ser unos meros “pegacarteles”.
    Y es que el que crea que toda la sapiencia del partido esté en la cúpula, está equivocado. La forma de llegar arriba, no es la más favorable para que así sea. No lo es. Se forman “familias”, se ofrecen votos propios y ajenos a cambio de inclusiones en dichas familias o candidaturas, y esa suele ser la forma principal de ascender.
    Si el Psoe, dejase las decisiones importantes a la militancia, ésta se vería más útil, más participativo… lo que se convertiría en una nueva y justificada ilusión para ser militante, y no solo dejaríamos de perderlos, sino que podríamos ganarlos. Esto haría del Psoe, el partido más moderno y democrático de España. Además deberíamos abanderar todas las iniciativas en derechos, en la lucha contra la violencia de género, homofobia, racismo… y todas las asignaturas que como ciudadanos, tenemos pendientes, más las que vayan apareciendo. Y como se dice siempre: cuatro ojos ven más que dos.

    Pero mira por donde, todas esas ideas que proponía y propongo siempre para solucionar el partido, en vez de estar pensando en que si nos dan el sorpasso los de Podemos, ahora con la asonada, se ha hecho todo lo contrario: cada vez mandan menos personas, esos menos cada vez quieren mandar más y se resisten a dejar ese mando, como el más avezado de los dictadores. Vamos bien.

    Otro de nuestros problemas, es la pérdida de votos por causa principalmente de lo mal que se están haciendo las cosas, pero también hay que tener en cuenta la aparición en escena de Podemos; que, sea como sea, como les califiquemos, sin duda son de izquierdas y nuestros votos se han dividido.
    A mi no me gusta nada Podemos. Puede que el tiempo le haga mejorar, empeorar y hasta desaparecer. Pero mientras tanto, si queremos gobernar en España, necesitamos unir las dos porciones de votos, para ser más que los de la derecha.

    Pero no soy optimista en absoluto y creo que tengo mis motivos.
    Uno: si hemos tenido un gobierno tan nefasto como el de estos cuatro (o cinco) últimos años, y nos ganan, algo estaremos haciendo mal. No echemos todas las culpas a la incultura de la ciudadanía. Si con un rival tan malo, nos ganan, como seremos nosotros al perder el partido.
    Dos: aquellas ideas que creo acertadas para mejorar el Psoe, se cumplen absolutamente al contrario.
    Tres: No ilusionamos ni a nuestros propios militantes, que funcionan con el freno de mano puesto a la hora de participar en tratar de convencer para atraer nuevos militantes, o al menos, votantes e incluso en la pegada de carteles. El Psoe es un equipo de once, pero donde juegan solo 4. Y así, como es lógico, no podemos ganarle a un equipo donde juegan todos, como el PP o Podemos, sobre todo.

    Así es que: o cambiamos mucho o me temo que tenemos un futuro muy negro. Pero no el Psoe, esto tal como es ahora, no es aquel partido que creó Pablo Iglesias y que más a hecho por la mejora de derechos de la ciudadanía, sobre todo los más débiles a los que nos debemos principalmente. Porque cuando gobernamos, debemos hacerlo para todos, pero cuando somos oposición, nuestro cometido es luchar contra el enemigo que nos quiere limitar derechos, justicia legal y social y quitarnos lo poco que nos queda para quedárselo todo ellos: los poderosos.

Deja un comentario

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook