Desayuno en el Ritz

Desayuno en el Ritz, pues claro, ¿acaso había alguna duda?

En los inicios jugaron la baza de la irreverencia, el descaro y la insolencia para intentar destacar en un país inmerso en una grave crisis económica, política y social sin precedentes.

El momento era el ideal con una socialdemocracia a la deriva fruto de la inconsistencia de sus políticas y los vaivenes liberales para intentar atajar un desastre anunciado.

Una vez alterado el equilibrio entre los partidos políticos existentes hubimos de sufrir la aplastante mayoría absoluta del PP de Mariano  y sus consecuencias no fueron otras que el aumento de las desigualdades dentro de nuestro país y un éxodo memorable de nuestros hijos para poder sobrevivir más allá de nuestras fronteras.

Después llegó el momento de la “propaganda” –mejor decir de las “mentiras”– aquello de que todos los políticos eran iguales y que había que acabar con el régimen del 78.

Algo que comenzó como un fantástico revulsivo para la vida política del país acabó por sucumbir a la misma podredumbre que criticaba y uno de sus primeros puntos de inflexión fue –como no– el desayuno en el Ritz.

Ese fue el exacto momento en el que comprendimos que nos habían tomado el pelo, ellos acababan de llegar y ya se habían situado –en tiempo récord– en los mismos parámetros que tanto criticaban.

La promesa de cobrar salarios decentes se fue al garete el mismo día que pisaron la alfombra roja y lo mas triste de la situación es que además de reírse de toda la “gente” intentan justificaciones de lo más peregrino.

Hasta sus grandes valedores –el grupo mediapro– ha comenzado a destapar sus chanchullos e incongruencias.

Las maneras pseudo-democráticas más bien autoritarias– a las que hemos asistido en los últimos meses incluida la destitución de Errejón han desembocado en una pamema que han dado en llamar “moción de censura”.

Y ahora que esta caterva se ha metido en un embrollo sin el más mínimo apoyo parlamentario o ciudadano pretenden que sean los socialistas los que les salven del mayor ridículo del parlamentarismo español.

Una vez asumido que no podemos esperar nada radicalmente distinto de estos nuevos mesías habremos de recurrir a otros partidos o líderes no tan pagados de si mismos.

En un par de años hemos pasado del desayuno en el Ritz a ponerle medallitas a la virgen ¿que será lo próximo?

Una verdad si que nos contaron; no son ni de izquierdas ni de derechas, sólo se deben a un buen salario.

 

(Visited 1.724 times, 1 visits today)

5 comentarios en “Desayuno en el Ritz

  1. NOO quiero perder el tiempo ya esta todo dicho , el comunismo sabemos bien a lo que nos llevo el siglo pasado , hoy soplan otros vientos el de los valientes , fuerza Pedro Sanches … VAMOS A POR TODAS !!!

    • Los podemitas siguen erre que erre, hasta que lleguen a ser la IU, 2, que es a los que les lleva el coleta.
      José Luis Rodero Lucas, MILITANTE DE BASE del Psoe de Salamanca.

  2. ¡Qué “puntada” para jóvenes y menos jóvenes que se creyeron y aún se creen (de buena fe) este proyecto! Incluidos algunos de sus líderes de perfil medio. Consistió en un producto-trampa de quienes maquinaron un disolvente de la izquierda ideológica… Y aún no se conoce toda la verdad de la “operación”. Aunque hay algunas claves mediáticas e internacionales. Por cierto, nada nuevo… en política. No vayamos a pensar que ha sido la primera vez, ni será la última.
    El objetivo era: aniquilar el tejido social y político organizado y reivindicativo, a IU y de paso al PSOE. Casi, casi lo consiguieron… Hay que esperar acontecimientos.
    Aún hay tiempo para la esperanza

Deja un comentario

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook