Ay ho, ay ho, ya es hora de cerrar

Ay ho, ay ho, ya es hora de cerrar.

Esta semana iba a ser una semana normal, y así está discurriendo al menos para los trabajadores y los escolares canarios, pero por mor de la climatología que nos ha tocado sufrir ha habido unos trabajadores especiales, muy especiales que como está haciendo un poco mas de frío de la cuenta han decidido marcarse una “fuga de san diego” particular, quizá para recordar aquellos años en los que de verdad trabajaban y que les quedan tan lejanos.

Estoy hablando –por si no se han dado cuenta aun a estas alturas– de nuestros queridísimos parlamentarios que, ante las mas graves previsiones climatológicas decidieron mandar a todo el mundo a currar y a todos los niños a la escuela pero ellos –los máximos responsables del buen funcionamiento de nuestro territorio– se quedaron en casa no fuera que alguno resbalase al pisar un poco de granizo y fuésemos a tener un disgusto.

El desplante a todos los trabajadores, la desvergüenza y la desfachatez enviando a los niños a sus puestos lectivos mientras ellos se arrebujan en su mesa camilla al calor del brasero no tiene nombre.

Eso es lo que hemos vivido en este inicio de semana, hemos asistido a un acto de desprecio a los miles de trabajadores canarios y acostumbrados como están a sueldos astronómicos y seguros de asistencia elitistas, han convenido en que ahora ellos –y solamente ellos– van a montarse unas “alertas específicas” para quedarse en casa cuando les venga en gana.

Esta ha sido una muestra palmaria de la falta de respeto de la casta parlamentaria para con sus conciudadanos.

El Parlamento Canario cerrado porque hace frío, los trabajadores trabajando –que para eso les pagan– dirán algunos, y los niños al colegio como cada día.

Ya ven, todo en orden, el pueblo trabaja y la Corte se va de fiesta.

Ay ho, ay ho, ya es hora de cerrar.

(Visited 172 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook