179 una cifra mágica

179 una cifra mágica, una cantidad de apoyos que en ningún caso esperaba encontrarse Mariano al final de la jornada parlamentaria.

Los ninguneados, los de la muleta, los descafeinados de la derecha –según muchos los llaman– al final ha resultado que no eran tan tontos y que sabían lo que querían y ahí están, aupados a la Mesa del Congreso y en una posición, que lejos de posturas maximalistas, o programas políticos para acceder al reino de los cielos, les permite desde su menguada representación disponer de la posibilidad de “hacer política” de la de verdad.

Los listos, los “ilustrados”, los de las frases rimbombantes, los de arriba y abajo no han podido llegar arriba y abajo ya comienzan a cansarse de tanta promesa incumplida en tan poco tiempo.

Ahoran lloran por las esquinas y buscan los 10 votos de la discordia para echarles la culpa de algo, de lo que sea, pues esa es su forma de hacer política, autocrítica cero y buscar a cualquier oponente y disparar sus ráfagas de insultos y descalificaciones sin parar.

El famoso “acuerdo de reciprocidad” promovido por los podemitas no era otra cosa que un engaño más, dirigido a dejar fuera de juego al PSOE pactando a escondidas, que es como a ellos les gusta, los apoyos nacionalistas para su candidato.

Cuando se practica una política tan rastrera ocurre lo de esta tarde, el adversario se queda con todo.

Tenemos claro que los que se dicen a la izquierda del PSOE son un grupo de posibilistas sin ningún objetivo político de entidad y con sus manejos hasta ahora han conseguido que Mariano y su PP sigan al mando en el Gobierno, en el Congreso y en el Senado, un pleno.

También les digo que una vez sabido que Ada Colau cobraba del ayuntamiento y financiaba así su activismo en la PAH ya me espero cualquier cosa de estos listillos, porque está claro que lo importante es el pecunio venga de donde venga.

En todo este lodazal político el Partido Socialista ha mantenido su palabra y ha votado según su compromiso.

Mariano ya no tiene más que identificar sus 10 votos extra, untarlos un poco más, como siempre ha ocurrido con los nacionalistas y gobernar sin mayores problemas.

El PSOE hará bien en aplicarse al trabajo de una oposición consistente y rigurosa, y de paso restañar cuanto antes sus heridas internas, que las hay.

Los podemitas, en común, las mareas, IU, etc bastante tendrán con no engañarse entre ellos mismos e intentar no caer en la irrelevancia más absoluta.

De asaltar los cielos a caer al infierno no hay más que una palabra: soberbia.

(Visited 174 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Favicon Plugin made by Alesis

Facebook